El Casalarreina Club de Fútbol se fundó en Junio de 1997. Un grupo de entusiastas aficionados que venían jugando en un torneo amateur en la vecina localidad de Santo Domingo de la Calzada desde 1993, decidió dar el salto a la categoría federada, después de haber logrado alzarse con el triunfo en el citado campeonato en 1997. Capitaneados por Josean Ríos, primer Presidente del Club, se consiguió dar un paso que nunca antes se había intentado en la localidad.

Presentación del equipo 23 de agosto de 1997


Anteriormente al nacimiento del Club, en Casalarreina siempre hubo afición al fútbol. Durante los últimos 70 y principios de la década de los 80, los jóvenes del pueblo aficionados al fútbol jugaron durante varias temporadas el desaparecido "Torneo de Empresas" de Haro, que se jugaba en el recordado campo de "El Ferial" jarrero. En la arena de aquel campo jugaron unos cuantos aficionados que después han sido parte importante de la fundación del Club, bien como jugadores, entrenadores o directivos. José Mari "Regadera", "El Gato" Moral, Juanjo Casado, Ceular, Josean Rios, Esteban Cubillo, Saavedra, Gonzalo, Tapia, Luis Gamboa... por citar algunos, jugaban aquellos partidos los domingos a las 10 de la mañana después de una noche de juerga, y después se íban a almorzar... Fue una época en la que la afición por este deporte aumentó, y se llegó incluso a contar con el primer campo de fútbol de la localidad, que estaba situado a escasos cien metros del actual, aunque orientado de otra manera, paralelo a la carretera de Santo Domingo. Posteriormente a todo aquello, el fútbol "senior" dejó paso al fútbol de categorías inferiores, y a mediados de la década de los 80 existieron en Casalarreina equipos formados por los chavales más jóvenes del pueblo, que también jugaban en Haro el torneo de su categoría. Paco Amelivia estuvo durante unos años al frente de aquellos chavales, y posteriormente, Julio Baños y David Isasi fueron quienes continuaron la labor del primero, hasta que en 1986 el equipo dejó de funcionar. Tras unos años de paréntesis, en 1994 volvió a formarse un equipo en categoría Infantil, primer equipo federado de Casalarreina, con chavales de 10, 11 y 12 años. Pedro J. Diaz y Antonio Ceular fueron quienes formaron e hicieron funcionar aquel equipo durante dos temporadas. El actual campo de fútbol donde el Casalarreina juega sus partidos se construyó en esta última época. Entonces ya no existía el antiguo campo, y el equipo Infantil tuvo que jugar la temporada 1994/95 en el campo de El Ferial de Haro, cedido por el Ayuntamiento jarrero. Durante aquel invierno se construyó el nuevo campo, y los chavales pudieron jugar la siguiente temporada en Casalarreina, utilizando los vestuarios de las Piscinas Municipales, ya que los actuales junto al campo no existían. El campo se inauguró durante las Fiestas Patronales de 1995. El sábado día 23 de Septiembre el equipo de Infantiles jugó el primer partido "oficioso" contra la Soc. Rec. Cantabria, de Logroño, y al día siguiente el equipo aficionado "senior" inauguró el campo "oficialmente", con presencia de las autoridades, en un partido contra el equipo de Azofra.

Aquello empezó a ser el punto de partida de lo que finalmente sería el Casalarreina Club de Fútbol. Se contaba ya con un equipo aficionado consolidado, en el que se empezaba a rumorear sobre la posibilidad de federarlo en un futuro próximo, y se contaba también con un campo de fútbol, a falta de muchos muchos detalles, eso sí, pero ahí estaba para poder empezar a hacer algo. El equipo aficionado aún siguió jugando el Torneo de Santo Domingo durante dos temporadas, en las que consiguió el subcampeonato y el campeonato finalmente, hecho que decidió aún más al grupo a intentar la aventura de jugar en una categoría federada.

Los fundadores del club, jugadores y técnicos del equipo aficionado, planearon todo para que el equipo tomase la alternativa en la Regional Preferente riojana durante la campaña 97/98. La idea era contar con la base del equipo aficionado, que eran en su mayoría jóvenes de Casalarreina, si bien después se vio que seria imposible, ante la negativa de varios jugadores a tomar parte en un torneo federado, y hubo que recurrir a futbolistas de otras localidades, mayoritariamente de Haro.

El 5 de Junio de 1997 quedó constituida la primera Junta Directiva del club, encabezada por José Antonio Ríos, que había sido entrenador del equipo aficionado desde 1993. La nueva directiva empezó a trabajar en lo que era el proyecto futbolístico más importante en la historia del municipio. No hace falta decir que hubo agoreros que tomaron la idea como una locura que duraría no más de una temporada. Y, ciertamente, después de los años, es justo reconocer que hay que trabajar muy duro para que esta gente no se quede con la razón.

Samaniego - Casalarreina, primer partido del equipo

En posteriores reuniones se decidió cuales serían los colores del Club, y se eligió un escudo de entre los muchos que los niños del Colegio José María de Mendoza, de Casalarreina, habían presentado tras convocar el Club un concurso para tal fin. Aquel verano fue de mucho ajetreo. Hubo que acondicionar el campo de fútbol a las exigencias federativas, al tiempo que se buscaban jugadores para el equipo y se cumplían todos los trámites necesarios para la temporada venidera.La necesidad de contar con un presupuesto económico fiable para salvar la temporada hizo que la directiva tuviese que multiplicarse para buscar patrocinadores, socios, colaboración...

Al final el trabajo de todos dio resultado, y el club echó a andar sin tambaleos. Se fichó a Pedro Salas como entrenador, un calceatense al que hay que agradecerle siempre que fue el primer entrenador del club, hecho este de buscar entrenador que fue uno de los asuntos más difíciles, y además lo hizo de manera totalmente desinteresada. En Agosto de ese año se jugó el primer partido amistoso, en Samaniego, venciendo por 1-4. Quince días después, en Ezcaray, se lograba un empate a dos frente al San Lorenzo. La pretemporada se completó con varios partidos más. Todo estaba preparado.

Y llegó el gran día, el debut en la categoría regional, y además iba a ser en casa. El rival era el Cenicero, y el partido se jugó el día 14 de Septiembre. Los vestuarios de "El Soto" aún no estaban terminados, por lo que hubo que emplear los de las piscinas municipales, hecho que se repitió hasta Enero de 1998, cuando, por fin, se inauguraron los nuevos vestuarios del campo. El partido terminó 1-2 para los visitantes, pero el Casalarreina dejó un más que buen sabor de boca a sus socios, que eran ya más de 250. Aquella temporada se hizo un digno papel en la Liga, quedando en los puestos bajos de la tabla, pero jugando partidos a un gran nivel. En la Copa Federación, prácticamente se repitió la situación de la liga.

Presentación 1998/99, frente al Cerezo, en Septiembre de 1998

En la siguiente temporada Pedro Salas dejó su puesto, que fue cubierto por Lorenzo Grande, Loren, un vecino de Casalarreina, muy vinculado desde siempre al fútbol. Deportivamente fue una gran campaña. Sin rayar a un grandísimo nivel, sí mejoró mucho lo hecho el año anterior. Tanto en Liga como en Copa, el equipo terminó en la zona media de la tabla, jugando un fútbol mucho más vistoso.

Sin embargo, Loren dejó el equipo al término de la campaña, y nuevamente hubo que buscar entrenador. Esta vez el elegido fue Pedro Bacigalupe, de Haro. Tras un titubeante inicio, el equipo retomó el buen nivel a mitad de temporada, y terminó maquillando un poco el mal comienzo. En la Copa ocurrió lo contrario. Se fue de más a menos, y al término de la temporada el equipo terminó hundido en la tabla.

En el verano de 2000, Pedro Bacigalupe deja el equipo, y se hacen cargo de él dos directivos, Pedro J. Díaz y David Fernández, ambos de Casalarreina. La campaña, deportivamente, es desastrosa. En Liga no se gana el primer partido hasta Noviembre, y al final se termina en décima posición, con Bañuelos y San Lorenzo por detrás. En la Copa, se repite el fracaso liguero, con el agravante que, mediada la competición, Pedro J. Díaz deja el equipo en manos de David Fernández, que, como puede, termina la campaña, con el equipo hundido moral y deportivamente. La temporada marcó a la Directiva, que vio la necesidad de mirar el funcionamiento del Club de otra manera. Las dos últimas temporadas habían sido desastrosas, deportiva e institucionalmente, y eso se empezaba a notar en todo. Los jugadores ya no estaban motivados y los aficionados que habían acudido en masa al campo durante las dos primeras campañas, empezaban a escasear.

La renovación de la Junta Directiva y el estrepitoso fracaso de la temporada recién concluida, hacen que, llegados al mes de Junio de 2001, se reconsidere la situación del club y se busquen soluciones. La primera de todas es lanzarse a la contratación de un entrenador con cierta experiencia en la categoría. Los contactos establecidos con Félix Vargas, entrenador mirandés de 36 años, y con experiencia en clubes como La Charca, Mirandés (donde fue coordinador de fútbol base y entrenador del equipo juvenil) y Lantarón, de donde procedía, llegan a buen término, y Vargas firma por el Casalarreina para la temporada que está a punto de comenzar. Con él llega como segundo entrenador Luis Alberto Gómez, "Pachi", un hombre de confianza que se encargará de la preparación de los porteros. Además de todo ello, el Casalarreina mantiene una serie de reuniones con el Club Haro Deportivo, con el fin de asegurarse la participación en su equipo de todos los juveniles del equipo jarrero que no tengan cabida en el primer equipo. Se llega a un acuerdo verbal con el club blanquinegro, mediante el cual, todos los jugadores que terminen su etapa como juveniles, y no tengan sitio en el primer equipo, al menos momentáneamente, serán instados a fichar por el Casalarreina, reservándose el Haro el derecho de repescarlos al final de temporada, si son de su interés. Con esta medida, los dirigentes del Casalarreina buscaron rejuvenecer el equipo, al tiempo que se aseguraban una fuente de jugadores jóvenes cada temporada. La medida apenas tuvo efectos en posteriores campañas, y el Club tuvo que seguir buscando en otros clubes.

Casalarreina C.F. Temporada 2001/2002

La temporada 2001-2002 comenzó con una imagen bien distinta a la que se dio durante el último año. La incorporación de nuevos y jóvenes jugadores, unido al esfuerzo de la Directiva y el cuerpo técnico, dio sus primeros resultados pronto. Deportivamente se consiguió ascender posiciones, los resultados empezaban a ser diferentes a lo acostumbrado en las últimas campañas, y la imagen del equipo fue cambiando hasta hacerse con el respeto de los rivales, que ya no venían a Casalarreina a pasearse. Ahora también podían ganar, pero en otras condiciones. Fue una temporada digna, mejor en su primera fase que en la Copa Federación, pero fue el inicio de la mejor época del Club en su Historia.

Plantilla de la Temporada 2002/2003. El año de la fase de ascenso a Tercera División

Aquella temporada dio paso a la 2002-2003, la temporada más histórica del Club hasta hoy. Félix Vargas seguía al frente del equipo, convirtiéndose en el primer entrenador en dirigir al equipo durante dos temporadas consecutivas. En aquel verano de 2002 el Club consiguió la participación de varios jugadores que venían de equipos con cierta categoría, y eran jugadores con experiencia. Villanueva, Hannot, Piñeira y Caño llegaron para reforzar un equipo que consiguió encaramarse a los primeros puestos de la tabla desde el principio de la temporada. En Navidades de 2002, a mitad de campaña, el Casalarreina era el líder de la Regional Preferente y empezaba a soñar con la fase de ascenso a Tercera División. Al final, tras dejarse escapar el liderato a manos del Berceo, el Casalarreina se clasificó para la fase de ascenso. Era la culminación a un trabajo bien hecho, y fue un premio para todo el Club, directivos, jugadores, entrenadores, y, sobre todo, los aficionados que durante toda la temporada apoyaron dentro y fuera de casa. En aquella fase de ascenso se quedó en última posición, pero casi era lo de menos, ya que lo más importante se había conseguido. Que un Club con sólo seis años de vida, en una población de apenas mil habitantes, y con el presupuesto más bajo de toda la categoría, consiguiera el reconocimiento y respeto del fútbol riojano fue un logro que se recordará durante años.

Pero quizás tanto éxito fue perjudicial a la postre. Al término de la triunfal temporada todo dio un giro de 180 grados, y el club comenzó a desmembrarse lentamente. Hubo cambios en la Directiva, jugadores que dejaron el Club, y Félix Vargas, el entrenador de las últimas dos campañas, dejó de entrenar al equipo. Agustín Olmos, que había sido preparador físico del Haro Deportivo la temporada anterior, se hizo cargo del equipo como entrenador, con David Fernández como ayudante. La ausencia de varios jugadores claves en la temporada anterior, unido a otros factores que enrarecieron el ambiente, concluyeron en una mala temporada 2003-2004, que dejó un mal sabor de boca a todos y en la que Olmos abandonó antes de tiempo, quedándose David Fernández por segunda vez al frente. En menos de un año se había pasado de estar entre los ocho mejores equipos de la categoría a deambular por los campos deseando llegar a la última jornada lo antes posible. Otra vez aquellos tiempos que creíamos olvidados.

Casalarreina C.F. Temporada 2003/2004

Fueron sin duda momentos duros para el Club. Deportivamente se había perdido lo que con tanto esfuerzo se consiguió, el Club había perdido tirón para todo el mundo, ya no había la ilusión de antaño, y por si fuese poco, la economía no era lo más destacable precisamente. Se presentaba una nueva campaña y la sensación era de inseguridad como nunca. En el verano de 2004 la Junta Directiva hizo todos los esfuerzos posibles por retomar la buena marcha, y se empezó por la contratación del calceatense Jesús Cuevas como entrenador. Un técnico con experiencia en la categoría, ex entrenador de La Calzada y San Lorenzo, entre otros equipos. Se renovó parte de la plantilla, y volvieron a reiniciarse los tratos con el Haro Deportivo, en un intento de asegurarse la participación de jugadores jóvenes. Finalmente los objetivos llegaron a cumplirse del todo. Jesús Cuevas dejó el equipo por motivos personales, y el equipo quedó situado en mitad de la tabla, haciendo una campaña aceptable en cuanto a resultados.

Después de esa temporada, en el verano de 2005, el club asumió una etapa de renovación en todos sus estamentos. Clemente Vozmediano dejó la presidencia tras cuatro temporadas en el cargo. Cuatro temporadas que conocieron los mejores momentos del club en su historia y otros no tanto, pero a grandes rasgos, cuatro buenos años. El 17 de Julio de 2005 la nueva Junta Directiva, con Pedro J. Diaz al frente, acompañado de la “vieja guardia” formada por David Fernández, José Mari Alonso, Mariano Bermejo, Julio Angulo, Guzmán Zulueta e Igor Bailez, y las nuevas incorporaciones de Esteban Saiz (socio fundador en 1997) y José Manuel Ortiz, se hizo cargo de la gestión del club. Para entonces, el nuevo presidente había apalabrado las condiciones con el nuevo entrenador que llevaría al equipo en la próxima temporada. Se trataba de Enrique Vitores, un entrenador joven procedente del Haro Juvenil, conocedor de la cantera jarrera. El inicio de temporada fue fulgurante, y se rozó el campeonato de Copa Federación de Regional Preferente. Después de quedar primeros del grupo que formaba junto a Haro Promesas, Bañuelos y San Lorenzo, y eliminar en semifinales al Cenicero, el Casalarreina se presentó en la final con la condición de único equipo invicto de la categoría. El rival íba a ser el AF Calahorra, que al igual que el Casalarreina, se había plantado por sorpresa en la última eliminatoria. En el partido de ida, en El Soto, el marcador reflejó un empate a uno final que dejaba todo abierto para la vuelta en Calahorra, el día 1 de Noviembre. Esa tarde, con presencia numerosa de seguidores del Casalarreina, el equipo perdió su primer partido de la temporada, y además de la forma más dolorosa. Tras ponerse 0-1 en el marcador, parecía que el trofeo viajaría a Casalarreina. Sin embargo, el AF Calahorra empató antes del descanso y, después de una disputadísima segunda parte, consumó la remontada a falta de cinco minutos para el final del partido. Fue un palo fuerte para los jugadores del Casalarreina, que pagarían después en la primera fase del campeonato de liga, donde tras cinco derrotas consecutivas se perdió definitivamente el tren de los puestos que daban opción al ascenso. Al final, se maquilló algo ese descalabro inicial, y se terminó en octava posición, muy lejos del objetivo marcado después de la final de Copa.

En la temporada 2006/2007 Enrique Vitores continúa al frente del equipo. El bloque de jugadores es prácticamente el del pasado anterior, y se refuerza con cuatro jugadores, uno por línea. El club, además, tiene otros objetivos, que ha perseguido desde hace años. Por fin parece que se pone solución al penoso estado del campo de fútbol El Soto. Mientras tanto, el equipo juega sus partidos en El Ferial, de Haro, y se entrena en el campo del Instituto Bartolomé Cossío, también de la ciudad jarrera. El equipo finaliza el campeonato en 8ª posición.

En la temporada 2007/2008 con Enrique Vitores como entrenador el equipo realiza una muy buena temporada y llega con opciones de ascenso al ultimo partido. En este encuentro el Casalarreina debe ganar en Navarrete al Tedeón y esperar que el AF Calahorra pinche. El casalarreina vence por 1-2 pero no consigue el ansiado ascenso. Destacar que el equipo se mantiene invicto en el municipal "El Soto" en toda la temporada.

Foto de la plantilla del Casalarreina con las categorias inferiores

Tras esta temporada se ficha como entrenador a Roberto Sáez. El equipo finaliza en 6ª posicion en las dos temporadas que Roberto esta a cargo del equipo (2008/2009 y 2009/2010). Durante esta última temporada la regional tiene prácticamente decidido las 3 plazas de ascenso con la presencia de SD Logroñes, CD Varea y UD Logroñes B, que fueron los equipos que lograron el ascenso.

En la temporada 2010-2011 Jose Mª Alonso se hace cargo del equipo. El Casalarreina finaliza la temporada en 14ª posición. A final de temporada muchos jugadores dejan el club en el que han militado durante los ultimos años.

Plantilla Casalarreina Club de Fútbol 2010-2011

En la temporada 2011-2012 un renovado Casalarreina finaliza en mitad de la tabla (9ª posición), si bien pelea por quedar en lo más alto, debido a que posibles ascensos a Segunda B y desapariciones en Tercera, permiten finalmente el ascenso al 6º clasificado de la Regional Preferente.

Plantilla Casalarreina Club de Fútbol 2011-2012

En la temporada 2012-2013 el Casalarreina tras un comienzo de liga titubeante realiza una segunda vuelta espectacular y llega a los últimos partidos de liga con el ascenso en juego. Finalmente tras caer derrotado en Oyón pierde las opciones de ascenso directo y se queda a tan sólo dos puntos del Balsamaiso, finalizando la liga en 5ª posición. Esta temporada al haber menos equipo durante la fase regular el equipo disputa la Copa Federación. La racha de la segunda vuelta de la liga se ve prolongada en la copa y el equipo se planta en la final para disputarse el trofeo curiosamente ante la Oyonesa B. Esta vez el conjunto amarillo acompañado de más de un centenar de seguidores no falla y se alza con el titulo de Copa Federación.

El Casalarreina Club de Fútbol consigue ganar la copa Federación

Tras el éxito de la copa, el objetivo de la temporada 2013-2014 no es otro que dar el salto a Tercera. Con prácticamente los mismos jugadores de la temporada anterior el Casalarreina comienza fuerte y desde las primeras jornadas se destaca como candidato al ascenso. A lo largo de todo el año el conjunto amarillo se muestra sólido en "El Soto" (donde sólo cede 7 puntos) y consiguiendo puntos también lejos de casa consigue el ansiado ascenso a Tercera División. Llegada la última jornada el equipo se juega el campeonato y no desaprovecha la oportunidad de quedar por primera vez en su historia Campeón de la Regional Preferente.